Blog

la pérdida de la esencia

 

Camino de Santiago ha sido siempre atemporal pese a la llamada mediática de los años santos.

Camino de Santiago.

Bien es cierto que desde hace una década El camino tiene una afluencia en crecimiento. Somos más las personas ávidas de nuevas experiencias, el camino es el lugar perfecto si sabemos buscarlas.

Hoy en día el peregrino/a puede decidir entre múltiples establecimientos de diferente categoría. Lo hace de acuerdo a su presupuesto y sus necesidades.

Las poblaciones principales han crecido en los últimos tiempos al amparo del caminante. Es notable ver cómo, en verano, el pueblo se expone a una sobresaturación que puede llegar a ser molesta. E incluso lo es.

No importa seas caminante o habitante, hacer la parada en el centro del pueblo te aliena al gentío y te aleja de la esencia del paraje. Te aleja del verdadero camino.

La pérdida de la idiosincrasia del camino es evidente. Se refleja en tiendas de souvenirs que poco tienen que ver con el lugar que visitamos si no con la llegada del regalo asiático a bajo coste. Y pasando a la hostelería, abundan los menús sin esencia del territorio. Sometidos a la criba del precio de un cartel que enseña menús continentales que no dejan en el viajero poso alguno de información del paraje que visita.

Así sucede en poblaciones como Arzúa, Palas de Rey, Amenal, ..

¿ Has sentido esto cuando hacías el camino?

 

camino de santiago, el auténtico